Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Advierten sobre medicamentos ‘ocultos’ no declarados en mal llamados ‘suplementos alimenticios’

14 febrero, 2014
El riesgo de confiar en suplementos alimenticios prometedores. Para potenciar la musculatura. Por Cristina G. Lucio. elmundo.es. 14/02/14. Hace menos de un mes, la Agencia Española del Medicamento ordenó la retirada de un complemento utilizado en el entorno del fisioculturismo por contener en su composición un medicamento sin advertirlo. El denominado ‘Epistabol’ incluía en su interior metilepitiostanol, cuyo consumo se ha asociado con lesiones hepáticas graves, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, y embolia pulmonar. Sin embargo, nadie que leyese su etiqueda podía darse cuenta.
Advierten sobre medicamentos 'ocultos' no declarados  en mal llamados 'suplementos alimenticios'
Sin anabólicos, el Poseidon de Artemision, bronce griego de hace más de 2500 años…
(Sertox)
Desde hace unos años, generalmente a través de internet, se cuelan en el mercado productos etiquetados bajo inocuas denominaciones como complemento alimenticio, remedio herbal o suplemento dietético, que, en realidad, contienen sustancias que nada tienen que ver con la alimentación. Su objetivo suelen ser culturistas, personas que quieren perder peso o individuos que sufren algún problema sexual.
Lo habitual es que entre los componentes de estos productos se hallen fármacos como ansiolíticos, estimulantes, esteroides o supresores del apetito, aunque no son los únicos. Científicos de Reino Unido advierten esta semana en las páginas de la revista British Medical Journal que también se encuentran en su composición medicamentos que habitualmente se emplean en el tratamiento del cáncer, como el tamoxifeno.
"La mayoría de consumidores no se dan cuenta de que están consumiendo estas sustancias", señalan los investigadores en la revista médica. Es más, es muy probable que, por la denominación utilizada en el etiquetado, muchos usuarios crean que están utilizando "opciones más sanas y seguras", algo totalmente opuesto a la realidad, subrayan.
Estos especialistas en toxicología analizaron un suplemento alimenticio denominado ‘Esto Suppress’ que circulaba en los circuitos del culturismo británico. En su etiquetado, aparecía una mención a la nomenclatura química del tamoxifeno, si bien no había ninguna referencia clara al anticancerígeno. Al comprobar su contenido, los científicos ratificaron que contenía una cantidad significativa de tamoxifeno, pese a lo cual, la etiqueta sugería que podían tomarse dos cápsulas al día.
Según explican en la revista médica, la inclusión de este fármaco en un preparado para culturistas puede deberse a que es útil para tratar la ginecomastia -aumento de las glándulas mamarias en el hombre- que a menudo provoca el consumo de esteroides anabolizantes.
Así lo confirma Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), quien asegura que "debido al abuso de anabolizantes para aumentar la fuerza, se genera un aumento de estrógenos que, entre otras consecuencias, conllevan un aumento de la masa mamaria. Este aumento puede ser tan grande que requiera una cirugía, por lo que estas personas combian algún antiestrogénico, como el tamoxifeno, junto con los anabolizantes".
Aunque no existe un registro sobre el consumo de estos fármacos, pues se hace de forma ilegal, Manonelles señala que "muchos culturistas reconocen consumirlos y además, según los datos de la agencia antidopaje, estas sustancias aparecen frecuentemente en sus análisis".
La ingesta de estos medicamentos de forma inadvertida, de manera combinada con otras sustancias farmacológicas y sin una supervisión médica pueden acarrerar graves consecuencias para la salud, concluyen los autores de este estudio.