Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Adicción + trastorno psiquiátrico =

27 noviembre, 2007
"Patología dual": la nueva enfermedad de los jóvenes. Infobae.com, 27/11/07.Crece en la Argentina. Preocupa porque no se tienen lugares de atención especializados. Los pacientes muestran deterioro cognitivo, falta de control de impulsos, excitación psicomotriz. De qué se trata…La llamada "patología dual" es un emergente que puede ubicarse dentro de lo que son las enfermedades determinadas por la cultura. En el mundo comenzó a manifestarse con mayor frecuencia hacia los 90. En el país, cobró impulso después de la crisis. Pero en los últimos dos a tres años, registró una incidencia en los jóvenes y mostró un franco incremento.
Se caracteriza por la comorbilidad o coexistencia de un trastorno psiquiátrico y de una adicción. Y una de las principales dificultades del tratamiento es justamente, la inexistencia de lugares de atención especializados: los centros de salud mental se dedican a una gama de patologías que no incluye a las toxicomanías, y los de drogadicción no tratan los problemas psiquiátricos, en general.
La gran cuestión de esta enfermedad de la modernidad es su etiología: si el consumo de estupefacientes altamente nocivos como el ‘paco’ es la causa del trastorno psiquiátrico o si ocurre, precisamente, al revés.
"Depende el caso", opinó el Dr. Roberto Yunes director del Hospital Municipal Infanto-Juvenil Dra. Carolina Tobar García, institución de salud mental pública de la Ciudad, entrevistado por Infobae.com.
En los últimos años, "nos encontramos con chicos que llegan con crisis de excitación psicomotriz o brotes psicóticos agudos y que tienen una adicción a distintos tipos de droga. En general, no tienen contención familiar, o viven en la calle. Ahí es donde se muestra toda la patología social".
Yunes habla de esta nueva enfermedad como "si estuviésemos pensando en una psicosis del siglo XXI".
"Son chicos que, de alguna manera, muestran impacto en el área frontal –es decir, que tienen alteraciones a nivel cognitivo-. A veces tienen actos de gran impulsividad por esta inhibición a nivel de corteza cerebral, muchos tienen ideas paranoides, piensan que el otro habla mal de él, que lo persiguen y esto puede crear una mala interpretación de la realidad en la que viven, provocando reacciones de violencia extrema".
Hace dos o tres años "que estamos viendo crecer este problema, pero en la actualidad ha aumentado de una manera muy considerable", advirtió Yunes con preocupación.
"La sociedad no está preparada para recibir a estos chicos. Nuestro hospital no está preparado, porque nosotros tendríamos que tener en la guardia a un médico clínico, especialista en toxicología, porque muchas veces llegan y no se sabe qué tipo de droga consumieron", señaló.
El factor "paco"
"El ‘paco’ está haciendo destrozos. Todas las drogas producen deterioro, pero esta que es el residuo de la cocaína verdaderamente produce uno muy importante. Por algo las madres están luchando tanto contra quienes la venden y toman medidas extremas como mudar a la familia del barrio o encerrar a su hijo e impedirle ir al colegio porque la mayoría de sus compañeros de curso consumen", dice Yunes.
En los últimos años, también bajó la edad de comienzo de inicio de estas patologías. "Se debe crear un área de niños pequeños. Hace 7 u 8 años, no pensábamos en patologías en edades más tempranas. Pero se da el caso de niños de 6 y 7 años con síntomas de ahorcamiento, agresión contra sus padres, o de quemar la casa, situaciones graves".
Generalmente, "cuando uno busca en el grupo familiar, nos encontramos con familias son disfuncionales, monoparentales con chicos que trabajan desde muy pequeños y viven en la calle. Pero el niño tiene derecho a una casa, a un techo, a ir al colegio, a un papá con trabajo, esto, que es mínimo, está vulnerado".
"Esto que pasaba en Latinoamérica y que veíamos como casos muy lejanos, lo estamos viviendo en la Argentina hoy. Hay que invertir más dinero y crear nuevos proyectos para estos niños. Es un tema social muy difícil y tanto la Justicia como los hospitales nos encontramos sin posibilidad de alojar y tratar esto", explicó Yunes.
Entre los problemas de la patología dual se encuentra que la medicación "no logra su efecto siempre y que, a veces, el nivel de agresividad es tan alto que no se los puede contener". Por esta razón es que los especialistas reclaman nuevas instituciones para la correcta atención de la enfermedad en estos chicos y adolescentes y a la que no escapan, tampoco, los adultos.