Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Accidentes* por rayas en Rosario, 1990-1999

1 mayo, 2000

Dr. Juan Carlos Piola (1)

(1) Servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños, Rosario
Accidentes* por rayas en Rosario, 1990-1999
Potamotrygon motoro, frente a Rosario con la cola cortada, de 40 cm de diamétro
(Sertox)
En Rosario los accidentes* por rayas no son infrecuentes. Actualmente nos referimos a estos eventos como lesiones no intencionales provocadas por rayas. Existe una familia de rayas (Potamotrygonidae) que es esencialmente de agua dulce, habitando ríos de América del Sur, entre ellos el Paraná.

Características

CaracterísticasAunque superficialmente no parecen verdaderos peces, son primas cercanas del tiburón. Las aletas pectorales se amplían lateralmente y el cuerpo se achata, de manera que este y la cabeza forman un disco continuo no del todo redondo cuyo diámetro oscila entre algunos centímetros y casi un par de metros. En el río Paraná a la altura de Rosario se han encontrado ejemplares de más de 1 metro de diámetro (datos periodísticos). La aleta caudal es larga, tiene forma de látigo y está equipada en su extremidad con una o más púas dentadas por ambos lados. Prefieren el agua poco profunda y se esconden en la arena o el fango, costumbre que las hace peligrosas. La mayoría de las heridas ocurren en bañistas, cuando se dirigen al agua o salen de ella e inadvertidamente pisan el disco. Para defenderse el animal despide el aguijón de su cola, que penetra en el pie o la pierna. La púa (en forma de punta de flecha) ponzoñosa perfora la piel y tejidos adyacentes con facilidad, pero su forma hace difícil y engorrosa la extracción, porque las sierras del aguijón desgarran el tejido a medida que salen; en este proceso la envoltura de la púa se rompe y se libera veneno. La laceración tisular favorece su absorción y distribución, exponiendo a la victima a una reacción general. Un aguijón de 5 mm de diámetro puede abrir una incisión exterior de 3.5 cm y la herida puede alcanzar hasta 17 cm de longitud.

Cuadro Clínico

Cuadro Clínico
Potamotrygon motoro, pescada frente a Rosario
(Sertox)
El síntoma predominante consiste en dolor inmediato, descrito como agudo, punzante, pulsante o espasmódico. Como carácter típico aumenta en la hora y media siguiente y se irradia hasta afectar toda la pierna. Debido a los frecuentes "pinchazos" por cascos de botellas, latas u otros objetos abandonado en las orillas del rio, se subraya la intensidad del dolor como una ayuda para el diagnóstico diferencial. El que produce una raya es incalculablemnte mayor que el causado por cualquiera de las trampas humanas. La herida desgarrada y con bordes irregulares sangra libremente y se contamina a menudo con fragmentos de la vaina tegumentosa de la raya. La formación de una úlcera es prácticamente la regla. Poco profunda, su borde es de un tinte violáceo pálido de llamativa apariencia átona, característica que marca su tendencia evolutiva crónica. La evolución tórpida de la úlcera predispone a varias complicaciones infecciosas tales como linfangitis, erisipela, celulitis y periostitis.

Tratamiento

a) Primeros auxilios en el lugar del evento
El primer paso es la irrigación de la herida, inmediata y completa con agua fría limpia (de una canilla si se dispusiera). No sólo remueve mucha cantidad de veneno, sino que el frio actúa como vasoconstrictor y previene la absorción de mayores cantidades de veneno. Luego, si se visualiza la envoltura tegumentaria, se la extrae, porque mientras mayor tiempo permanezca en la herida más veneno libera.
Una vez limpia, se sumerge la extremidad durante 30 minutos en agua tan caliente como pueda soportarse. El calor es importante porque la tóxina es termolabil y se inactiva con el mismo. Cuando esto se realiza de inmediato, el paciente llega al hospital con dolor mínimo y acusando pocas molestias. Aún la aplicación tardía de calor presta utilidad, si todavía se experimenta dolor.
b) El tratamiento médico posterior.
Completar la limpieza de la herida, extraer fragmentos pequeños si hubiesen quedado, desbridar la herida si fuese necesario, etc. Puede ser necesario administrar toxoide tetánico y antibioticos. Se recomienda elevación de la extremidad herida.

Algunos datos de accidentes* por rayas en nuestro medio

Algunos datos de accidentes* por rayas en nuestro medio.
1. Edad y sexo en 35 accidentes por rayas atendidos en el SERTOX entre 1990-1999.
Edad (años)
Masculino
Femenino
Total
%
O a 9
1
1
2
5.7
10 a 19
9
0
9
25.8
20 a 29
12
1
13
37.1
30 a 39
6
0
6
17.1
40 a 49
3
0
3
8.6
50 a 59
2
0
2
5.7
Total
33
2
35
100
El 80% tiene entre 10 y 39 años.94.3% son de sexo masculino.
2. Día de la semana en que ocurrieron 35 accidentes* por rayas atendidos en el SERTOX entre 1990-1999.
Día
#
%
Lunes
2
5.7
Martes
2
5.7
Miercoles
3
8.6
Jueves
4
11.4
Viernes
4
11.4
Sábado
10
28.6
Domingo
10
28.6
Total
35
100
El 57.2% ocurre sábados y domingos.
3. Mes del año en que ocurrieron 35 accidentes* por rayas atendidos en el SERTOX entre 1990-1999.
Mes
#
%
Enero
2
5.7
Febrero
7
20,6
Marzo
9
25.7
Abril
0
0
Mayo
1
2.9
Junio
0
0
Julio
0
0
Agosto
0
0
Setiembre
0
0
Octubre
1
2.9
Noviembre
2
5.7
Diciembre
13
37.1
Total
35
100
El 82.8% ocurre en diciembre, febrero y marzo. Sólo el 5.7% ocurre entre abril y octubre inclusive.

4. Horas del día en que ocurrieron 34 accidentes* por rayas atendidos en el SERTOX entre 1990-1999.(en un paciente este dato no se pudo consignar)
Hora
#
%
8 a 9,59
2
5.9
10 a 11,59
4
11.8
12 a 13,59
4
11.8
14 a 15,59
3
8.7
16 a 17,59
12
35.3
18 a 19,59
7
20.6
20 a 21,59
2
5.9
Total
34
100
El 55.9% de los accidentes* ocurre entre las 16 y las 19.59 horas.

5. Latencia entre el accidente* y la hora de la consulta en 34 accidentes* por rayas atendidos en el SERTOX entre 1990-1999.(en un paciente este dato no se pudo consignar)
Latencia
#
%
Hasta 30 min
8
23.6
Hasta 1 hora
12
35.3
Hasta 4 horas
7
20.6
Hasta 48 horas
3
8.7
Más de 48 h
4
11.8
Total
34
100
El 58.9% de los accidentes* consultan antes de la hora.

Otros datos

Otros datos
  • Todos los accidentes* tuvieron dolor y herida con evolución más o menos tórpida. El período mínimo de curación fue 3 semanas y en algunos pacientes la curación demnadó más de dos meses.
  • Todos los accidentes* fueron en tercio inferior de pierna o en pie.
  • Ningún paciente requirió hospitalización.

Como evitar estos accidentes*

  • Se recomienda no pisar al entrar al río sino arrastrar los pies por el fango
  • Vínculos para ampliar la información

    • Rayas
    • Envenenamiento por rayas de agua dulce.J Gutierrez, I Benítez-Guerra, G Benítez-Guerra.RFM v.27 n.2 Caracas jun. 2004. Ver

    * A partir del año 2004 en SERTOX no usamos más el término accidente [ Ver ]

    Picadura en la mano

    Picadura en la mano
    Picadura de raya en la mano
    (Fabio)
    El 27/04/09 atendimos a un paciente de 71 años que había sido picado en la mano en día anterior (telefónicamente le indicamos sumergir la mano en agua caliente, que le produzco alivio inmediato del dolor. Había sido picado 5 horas antes y en la guardia hospitalaria no se le realizó toilette quirurgica ni calor local). Por la lesión parecía corresponder a un ejemplar pequeño. No registramos fotos al inicio pero si tenemos la evolució a los 15 días y al mes. Como siempre tórpidas

    Leer artículo: En el río Paraná, pescaron una raya gigante de 155 kilos

    Ultimahoradiario.com.ar. 08/11/13.Raya de 155 kilosAlzarse con una pieza de más de un centenar de kilos suele ser la gran hazaña de un pescador. Y este grupo de amigos fue mucho más allá al capturar este pez de agua dulce, característico de Sudamérica. Curiosamente, ha habido casos similares, tras los que llegó al país Discovery Channel.
    La pesca se produjo el pasado sábado en el arroyo Correntosito, aguas abajo de Puerto Reconquista, departamento General Obligado, 325 kilómetros al norte de Santa Fe; cuando Juan Pablo Petean, Diego Alvarez, Ricardo Píccoli y Francis Benitez, residentes de la zona fueron protagonistas de tan llamativa pesca.
    Sin embargo, y para sorpresa de muchos aficionados de esta actividad, que llega inclusive a ser un deporte de mucha dedicación, obtuvieron otros “gigantes” ese mismo fin de semana. El mismo día, muy cerca, en la salida del arroyo Granadillo, capturaron otro pez similar, del que aseguran, se obtuvo 90 kilogramos de carne para elaborar milanesas.
    El 10 de octubre pasado, un pescador de La Paz, Entre Ríos, debió “luchar” varias horas para mantener a flote a una raya gigante de 196 kilos. Y hay antecedentes de otras capturas importantes: en febrero de 2011, en la zona de Avellaneda, ciudad vecina a Reconquista, se obtuvo una raya de dos metros de diámetro y 100 kilogramos de peso.
    Al mes siguiente, una de 150 kilos fue capturada en San Lorenzo, cerca de Rosario. En abril de ese año, pescadores de San Javier (al norte de la provincia), capturaron otra de poco más de 130 kilos. En el mismo mes, dos pescadores trabajaron durante 8 horas en una lancha, y con equipo liviano, para obtener una raya de 167 kilos.
    Tal fue la locura desatada en torno a las rayas, que en septiembre de 2011, el programa “Monstruos de Rio”, de Discovery Channel, visitó nuestro país tras las huellas de una raya gigante que habría matado a 2 niños y varios caballos. No la encontraron, pero se fueron con la anécdota de haber capturado una de más de 125 kilogramos.