Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

A tomar precauciones en Sta Fe: en el H. Alassia atendieron a tres niños con escorpionismo grave

29 noviembre, 2011
Alacranes: ya se registran casos y conviene tomar precauciones. ellitoral.com. 24/11/11. La presencia de este arácnido aumenta con el calor: entre noviembre y marzo se da el 90% de los casos. Revisar ropa y calzado son acciones simples y esenciales. Ante la picadura se recomienda asistir a un centro de salud.
También en Rosario: Aumentaron las consultas por picaduras de alacranes
A tomar precauciones en Sta Fe: en el H. Alassia atendieron a tres niños con escorpionismo grave
Infografía escorpionismo
En lo que va de noviembre el Hospital Alassia atendió a tres niños con cuadros graves por picaduras de alacranes, además de otros pacientes más leves. “Es frecuente que vengan a la guardia muchos casos leves y moderados, pero vinieron tres graves”, remarcó Osvaldo González Carrillo, médico de la Terapia Intensiva del efector. Pese a que todos los casos habrían evolucionado bien, representan un llamado de atención.

Ante esta situación es importante que la población tome medidas de prevención ya que en los meses de calor se incrementa la cantidad de alacranes. De hecho, en el lapso que va -aproximadamente- de noviembre a marzo es cuando se produce aproximadamente el 90% de los casos. “Desde hace algunos años la cantidad se mantiene estable, lo que puede variar es la cantidad de casos graves, pero más o menos mantiene un ritmo”, explicó González Carrillo.

Otro aspecto clave es que casi la totalidad de las picaduras tiene como escenario el hogar, se produce en medio de rutinas cotidianas y se da fundamentalmente en miembros inferiores, manos y espalda. “El alacrán es de hábitos nocturnos y domiciliarios. Y ese es un problema: que comparte el hábitat con el ser humano. El otro problema es que es muy difícil de erradicar”, detalló el médico.

Precisamente por eso las recomendaciones más efectivas para evitar el contacto con el arácnido pasan por no caminar descalzo por la noche, no colocar colchones en el piso para dormir y revisar siempre la ropa. En este punto una acción sencilla que puede traer buenos resultados es dejar las prendas colgadas al revés, de modo de revisarlas siempre antes de vestirse. También es necesario controlar el calzado. “La mayoría de las picaduras que hemos tenido son chicos que a la mañana se levantan y se ponen el zapato donde está el alacrán”, recordó González Carrillo.

Prestar atención

Aunque los más afectados suelen ser los niños, cualquier persona está expuesta a las picaduras. El peso y la edad son factores que marcan el nivel de incidencia, ya que el alacrán siempre deja la misma cantidad de veneno. Históricamente se consideraba que los chicos con menos de 20 ó 30 kilos estaban más expuestos, aunque “hace 2 ó 3 años empezamos a ver casos de chicos más grandes con problemas, por lo que también tenemos que seguirlos”, explicó el profesional.

Normalmente el alacrán ataca durante la noche. Y la característica más habitual es que los síntomas (ver aparte) comienzan temprano, dentro de los 15 ó 20 minutos luego de la picadura. Cuando los cuadros son moderados o graves, la aplicación del suero rápido es más efectivo. Aunque hay que tener en cuenta que -según González Carrillo- en los casos leves, es decir los que sólo presentan como signo dolor intenso pero localizado, el suero no suele ser recomendable.
El Tityus Trivittatus es la especie que con más frecuencia se encuentra en la región y la más peligrosa.

Presenta una cola con aguijón y púa, pinzas alargadas y el dorso con tres rayas longitudinales oscuras. Generalmente es de color amarillento o amarillo rojizo. Los ejemplares más jóvenes son de coloración más claras.