Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

A cuidarse de los sapos y las ranas

9 agosto, 2012
La piel de las ranas y los sapos tiene un tóxico potente. teinteresa.es. 09/08/12. En caso de estar en contacto con anfibios es importante no tocar su piel.Su veneno es peligroso especialmente cuando tiene contacto con las mucosas y los ojos.Las ranas y los sapos son los principales anfibios con los que se puede tener un percance en verano. Esta especie de animales están presentes en los humedales y charcas, que tenemos en los campos españoles, ya que les gusta combinar la humedad con las zonas verdes.
A cuidarse de los sapos y las ranas
Dos venenosas ranitas en Costa Rica
(Sertox)
¿Qué especies hay en España?Atendiendo a los preceptos de “Los anfibios en España” de Mario García París en nuestro país podemos encontrar las siguientes especies de ranas: la rana verde o rana común, la ranita de San Antonio, la rana patilarga, la rana roja y la rana ágil.
En cuanto a sapos en el territorio español se puede encontrar el sapo común, el sapo corredor, el sapo verde, el sapillo pintojo, el sapo partero, el sapo partero ibérico, el sapillo balear, el sapo de espuelas y el sapillo moteado. 
Lo que hace peligrosos a estos anfibios es que “ poseen sustancias venenosas en su piel, sobre todo en la región parotídea” según la doctora Salomé Ballesteros del Instituto Nacional de Toxicología. Es decir, que cuando se tenga contacto con una rana, una buena medida de prevención es no tocarla porque es donde tiene su toxina.
Especialmente hay que tener cuidado con los más pequeños, porque “los accidentes se producen cuando los niños chupan al animal o por contacto ocular de los escupitajos del animal”, a pesar de que el veneno traspasa las mucosas pero no la piel, afirma la misma fuente.
Los peligros que tiene es que si el veneno si absorbe tiene toxicidad cardiovascular, además de ser irritante, apuntan desde el Instituto Nacional de Toxicología.
En caso de que una rana o un sapo inyecte su veneno, es importante lavarse con agua abundante, dicen los doctores Mencías y Meyero y acudir al médico más cercano.