Bienvenido al ::: SerTox :::!

     Menú
· Noticias
· Institucional
· Investigación
· Materiales Educativos
· Biblioteca multimedia
· Preguntas frecuentes
· Boletín
· Buscar
· Contáctenos
· Enlaces - Directorio
· Glosario
· Noticias x Mes
· Temas
· Top 15

EnglishSpanish

     Buscar


     Categorías
· Todas las Categorías
· Aportes
· Ejercicios
· Informan / Escriben
· La prensa
· Noticias del Sertox
· Recomendamos
· Toxicología al día
· Trivia toxicológica
· zNo sólo de tóxicos

     Blogs



     Manifiesto amianto





 Toxicología al día: Consumo de opioides en EEUU se mantiene casi inalterable, incluso en los que sobreviven a sobredosis

Ver Imagen

Sobredosis de metadona (Foto: CDC)

Superar las sobredosis no disminuye el consumo de opiáceos en EE UU.agenciasinc.es. 22/08/17.  Después de las recientes declaraciones de Donald Trump sobre la epidemia de opiáceos en Estados Unidos, un estudio confirma las preocupantes estadísticas sobre su utilización en el país. Así, el consumo de estas sustancias se mantiene casi inalterable, incluso por parte de las personas que sobreviven a una sobredosis. En la actualidad, su uso indebido es la primera causa de muerte accidental en EE UU, superando a los fallecidos por arma de fuego y en accidentes de tráfico.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró a principios de este mes que la epidemia de opiáceos que sufre el país norteamericano es una emergencia de índole nacional. “EE UU está sufriendo un número de muertes (por sobredosis) cada tres semanas igual al de los ataques del 11 de septiembre”.

De hecho, actualmente su uso indebido es la primera causa de muerte accidental, superando a los fallecidos por arma de fuego y en accidentes de tráfico. De ahí que sea imprescindible llevar a cabo diversas intervenciones que logren frenar estas cifras alarmantes.

Sin embargo, una nueva investigación publicada hoy en la revista JAMA afirma que a pesar de recibir atención médica por una sobredosis, muchos pacientes continuaron un uso persistentemente alto de opiáceos recetados, como morfina, codeína o tebaína.

Liderado por científicos de la Universidad de Pittsburgh, el trabajo sostiene que tras dicha dosis excesiva apenas se observan ligeros aumentos en el uso de tratamiento asistido por medicamentos para frenar la adicción.

Para llegar a esta conclusión, el equipo analizó a 6.013 pacientes de 12 a 64 años afiliados a Medicaid –programa para el cuidado de la salud en personas de bajos ingresos de Pensilvania (EE UU)– con sobredosis ocurridas desde 2008 hasta 2013 (2.068 por heroína y 3.945 por opiáceos prescritos).

Su objetivo fue comparar el consumo y duración de uso de estas sustancias con receta y las tasas de tratamiento asistido antes y después de una sobredosis (con un cóctel conocido como MAT que consta de buprenorfina, naltrexona –ambos sintetizados a partir de la tebaína– y metadona –opioide sintético–).

Así, los investigadores descubrieron que cualquier prescripción disminuyó después de una sobredosis: en el caso de la heroína desde un 43,2% hasta un 39,7%; y en el de opiáceos prescritos, desde un 66,1% antes a un 59,6% después.

El porcentaje de afiliados con una duración de 90 días o más de prescripción de opiáceos disminuyó en el grupo de heroína (del 10,5 al 9%) y en el grupo de opiáceos recetados (del 32,5 al 28,3%). Por su parte, el uso del combinado de medicamentos aumentó después de la sobredosis de heroína de 29,5 a 33% y después de la de opioides prescritos de 13,5 a 15,1%.

Una respuesta pobre ante un problema enorme

A pesar de que las cifras son positivas, los expertos subrayan que estos hallazgos solo indican "una respuesta del sistema de salud relativamente débil a un evento potencialmente mortal”.

Por cada sobredosis de estas sustancias que acaba con la muerte del usuario, hay aproximadamente 30 sobredosis no fatales. Los expertos insisten en que estos casos que reciben atención médica representan oportunidades de intervención para mitigar el riesgo de muerte al reducir la prescripción de opiáceos o abogar por el tratamiento de la adicción.

Los autores recalcan que diversas intervenciones “reducen el riesgo de sobredosis, incluyendo notificaciones a los médicos para los pacientes tratados por sobredosis y la distribución de naloxona por parte del departamento de urgencias".

Referencia bibliográfica:


______________________________________________________________________________________________________________________________
Leer en /medlineplus.gov: A muchas personas les recetan opiáceos incluso tras una sobredosis. 22/08/17. Pocos reciben medicamentos contra la adicción después del alta del hospital, encuentran unos investigadores. Después del tratamiento por una sobredosis de opiáceos, muchos pacientes de Medicaid siguen recibiendo recetas del mismo tipo de fármaco que casi acabó con sus vidas, señalan unos investigadores.

Además, pocos pacientes con sobredosis reciben recetas de medicamentos contra la adicción tras el alta del hospital, encontraron los investigadores de la Universidad de Pittsburgh.

Los investigadores estudiaron a más de 6,000 personas que sobrevivieron a una sobredosis de opiáceos, que es una clase de medicamentos y drogas que incluye a analgésicos como la morfina y el OxyContin (oxicodona), opiáceos sintéticos como el fentanilo, y la heroína.

"Un 40 por ciento de los que tuvieron una sobredosis de heroína y un 60 por ciento de los que tuvieron una sobredosis de un opiáceo recetado surtieron una receta en los seis meses posteriores a la sobredosis del mismo tipo de medicamento que contribuyó a la sobredosis en primer lugar", señaló la investigadora líder, Julie Donohue, profesora asociada de políticas y gestión de la salud en la Facultad de Postgrados en Salud Pública de la universidad.

El sistema de atención de la salud de EE. UU. no está organizado para responder a estos eventos potencialmente letales, que afectan a los jóvenes de forma desproporcionada, lamentó.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., más de 33,000 estadounidenses murieron por sobredosis de opiáceos, que incluían a los analgésicos recetados y a la heroína, en 2015.

Y por cada muerte por sobredosis, hay 30 sobredosis no letales. Cada una representa una oportunidad de intervención, dijo Donohue.

Un especialista dijo que el tratamiento para la adicción no está fácilmente disponible.

"No tenemos la capacidad de hacer un seguimiento a todo el mundo porque la fuerza laboral tiene menos de la mitad del tamaño necesario para manejar la crisis", aseguró el Dr. Corey Waller, vocero de la Sociedad Americana de Medicina de la Adicción (American Society of Addiction Medicine).

Además, con frecuencia los médicos no son informados sobre la sobredosis de su paciente por el sistema médico ni por el paciente mismo, dijo Waller, director médico principal de educación y políticas en el Centro Nacional de Necesidades de Salud y Sociales Complejas en Camden, Nueva Jersey.

Donohue concurrió en que se necesitan cambios importantes.

"Debemos aumentar la capacidad de tratamiento de forma que las personas tratadas por sobredosis en los hospitales puedan comenzar el tratamiento de la adicción mientras están en el hospital, reducir el estigma asociado con el tratamiento, y educar a los proveedores sobre la forma de motivar a los pacientes a realizar el tratamiento", sugirió Donohue.

Además, los médicos que recetan analgésicos opiáceos deben saber cuándo un paciente ha tenido una sobredosis para poder cambiar el tratamiento, afirmó.

"Es muy probable que otras formas de tratamiento no adictivo para el dolor sean más adecuadas para los pacientes que se están recuperando de una sobredosis no letal de un medicamento o una droga", anotó Donohue.

En el estudio, ella y sus colaboradores utilizaron datos de reclamaciones de 2008-2013 de todos los pacientes de Medicaid de Pensilvania de 12 a 64 años de edad con una sobredosis de heroína o de un analgésico opiáceo.

Medicaid es el programa de seguros gubernamental para los estadounidenses con ingresos bajos.

Los investigadores se enfocaron en el uso de analgésicos recetados, la duración, y las tasas de tratamiento asistido con medicamentos como la buprenorfina, la metadona o la naltrexona en los seis meses antes y después de una sobredosis.

Un tercio de los 6,000 pacientes habían sobrevivido a una sobredosis de heroína. Su tasa de analgésicos narcóticos recetados se redujo de más o menos un 11 a un 9 por ciento, encontraron los investigadores.

De los 4,000 que habían tenido una sobredosis con opiáceos recetados, las recetas se redujeron de más o menos un 33 por ciento antes de la sobredosis a poco más de un 28 por ciento después.

Por otra parte, la cantidad de pacientes que recibieron tratamiento asistido con medicamentos aumentó de un 30 a un 33 por ciento tras una sobredosis de heroína. El aumento fue incluso más pequeño (de alrededor de un 14 a un 15 por ciento) tras una sobredosis de un analgésico recetado, mostraron los hallazgos.

"En promedio, los pacientes tenían entre 30 y 35 años de edad, tres cuartas partes eran blancos, y una mayoría habían recibido un diagnóstico de una adicción a los opiáceos de un profesional médico", comentó Donohue.

Waller culpó a los médicos por recetar los opiáceos en exceso a los pacientes quirúrgicos y con dolor.

"Ahora tenemos evidencias inequívocas de que los opiáceos no son lo correcto para el dolor crónico", afirmó. "El daño supera al beneficio".

Y tras la cirugía, la inmensa mayoría de pacientes solo necesitan de tres a siete días de analgésicos opiáceos, dijo Waller.

"Sin embargo, en promedio, los médicos emiten recetas de dos a tres semanas de analgésicos", comentó.

Waller alaba los esfuerzos de los estados por limitar la cantidad de pastillas analgésicas que los médicos pueden recetar.

"Si no nos supervisamos a nosotros mismos, otros tendrán que hacerlo", añadió.

El estudio tiene limitaciones, dado que se enfoca en un solo estado y solo en las reclamaciones de Medicaid. Como resultado, quizá subestime el alcance del uso de los opiáceos, señalaron los autores del estudio.

El informe aparece el 22 de agosto en la revista Journal of the American Medical Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
FUENTES: Julie Donohue, Ph.D., associate professor, health policy and management, University of Pittsburgh Graduate School of Public Health; Corey Waller, M.D., spokesman, American Society of Addiction Medicine, senior medical director, education and policy, National Center for Complex Health and Social Needs, Camden, N.J.; Aug. 22, 2017, Journal of the American Medical Association

HealthDay


Enviado por jcp el 24 agosto 2017 00:00:00 (63 Lecturas)






Artículos e imágenes de:
 Drogas, Adicciones, Dopaje
Drogas, Adicciones, Dopaje
 Drogas: Opioides
Drogas: Opioides
 País: Estados Unidos y Canadá
País: Estados Unidos y Canadá

 
     Enlaces Relacionados


Noticia más leída sobre Drogas, Adicciones, Dopaje:
Artículo de opinión: Drogas en Colombia


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Publicidad






Todos los logos y marcas registradas son propiedad de sus respectivos dueños. Los comentarios son propiedad de quienes lo envían, todo el resto © 2006-2011 by Sertox.

Webs Asociadas: www.country2.com / Radio FM Estacion San Pedro / Lombó Teatro Salamanca - Zamora

PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.04 Segundos