Bienvenido al ::: SerTox :::!

     Menú
· Noticias
· Institucional
· Investigación
· Materiales Educativos
· Biblioteca multimedia
· Preguntas frecuentes
· Boletín
· Buscar
· Contáctenos
· Enlaces - Directorio
· Glosario
· Noticias x Mes
· Temas
· Top 15

EnglishSpanish

     Buscar


     Categorías
· Todas las Categorías
· Aportes
· Ejercicios
· Informan / Escriben
· La prensa
· Noticias del Sertox
· Recomendamos
· Toxicología al día
· Trivia toxicológica
· zNo sólo de tóxicos

     Blogs




     Manifiesto amianto





::: SerTox ::: FAQ (Preguntas Frecuentes)


Categoría: Principal -> Toxicología ambiental - Aspecto Clínico
Etiqueta Única: Plaguicidas piretroides

Cipermetrina

Desearia información sobre intoxicación accidental por cipermetrina.

No hay mucha información sobre intoxicación aguda con cipermetrina. Le adjunto el resumen de una publicación de la OMS (EHC), sobre alfa-cipermetrina. En rojo está resaltado el efecto en humanos.

RESUMEN Y EVALUACION; CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
1. Resumen y evaluación
1.1 Identificación, uso, destino y niveles en el medio ambiente
La alfa-cipermetrina contiene más del 90% del par de enantió-meros con mayor actividad insecticida de los cuatro isómeros cis de la cipermetrina en mezcla racémica.
Se trata de un insecticida piretroide sumamente activo contra una gran variedad de plagas habituales en agricultura y ganadería. Existe como concentrado emulsionable, formulacion de volumen ultra-bajo, concentrado en suspensión y en mezcla con otros insecticidas.
El producto técnico es un polvo cristalino, con buena solubilidad en acetona, ciclohexanona y xileno, y con baja solubilidad en agua. Es estable en condiciones ácidas o neutras, pero se hidroliza a pH 12-13.
Se descompone por encima de los 220 °C.
No se dispone de información acerca de los niveles de alfa-cipermetrina en el aire.
Es probable que la degradación de la alfa-cipermetrina en agua se deba a procesos fotoquímicos y biológicos. El agua superficial y subsuperficial de un estanque rociado con 15 g/ha de principio activo contenía el 5% y el 19% de la dosis aplicada un día después del rociamiento, y 0.1% y 2% siete días más tarde. A los 16 días de la aplicación se encontró en el sedimento alrededor del 5% de la dosis utilizada.
Es probable que la alfa-cipermetrina se adsorba con fuerza a las partículas del suelo. Un año después del tratamiento con 0.5 kg de principio activo por hectárea se encontraron en el suelo residuos inferiores a 0.1 mg/kg.
El coeficiente de reparto n-octanol/agua de la alfa-cipermetrina es 1.4 x 105 (log Poa = 5.16).
Las tasas de aplicación recomendadas de alfa-cipermetrina son inferiores a las de cipermetrina, porque la primera es biológicamente más activa. En consecuencia, los residuos en los cultivos son escasos, y utilizando las tasas de aplicación recomendadas estos residuos oscilan entre 0.05 y 1 mg/kg. Los residuos en peces siluroideos marinos tratados con dosis entre el 0.001 y el 0.05% p/p de principio activo eran de 0.3-30 mg/kg una semana después del almacenamiento, y de 0.22 a 4.0 mg/kg tras 15 semanas de almacenamiento.

1.2 Cinética y metabolismo
La alfa-cipermetrina administrada por vía oral a ratas se elimina por la orina como sulfato conjugado del ácido 3-(4-hidroxifenoxi) benzoico y en parte como compuesto inalterado por las heces. De una dosis oral única alrededor del 90% se elimina del cuerpo en un período de cuatro días, y el 78% en el primer día. Los residuos en los tejidos son escasos, excepto en el adiposo. La concentración en la grasa tres días después de una dosis oral única de 2 mg/kg fue de 0.4 mg/kg. La eliminación a partir de la grasa es bifásica: en la fase inicial tiene una vida media de 2.5 días y en la segunda de 17 a 26 días.
La alfa-cipermetrina se metaboliza mediante la ruptura de su enlace éster. En la rata, el alcohol fenoxibencílico de la molécula se hidroxila y se conjuga con sulfato, y el ácido ciclopropano-carboxílico también se conjuga (probablemente en forma de glucurónido) antes de la excreción urinaria. En estudios con microsomas hepáticos de ratas, conejos y seres humanos se ha demostrado que la hidrólisis en el ester y rutas oxidativas se dan en las tres especies, si bien la primera es la ruta predominante en las preparaciones hepáticas de conejo y de ser humano.
En el ser humano, el 43% de una dosis oral (0.25-0.75 mg) se excreta en la orina en un plazo de 24 h en forma de ácido cis-ciclopropano-carboxílico libre o conjugado. La excreción urinaria no aumentó tras la administración de 5 dosis diarias sucesivas.
En la lana de las ovejas se detectaron concentraciones altas (hasta 1156 mg/kg) de alfa-cipermetrina 14 días después de la aplicación por inmersión o por lavado. En la grasa subcutánea se encontraron niveles bajos (hasta 0.04 mg/kg). Después de tratar terneros a lo largo del dorso con 10 ml de una preparación al 1.6%, no se detectó alfa-cipermetrina en los músculos ni en el hígado. La máxima concentración en la grasa perirrenal durante un período de 14 días fue de 0.26 mg/kg.
Tras la aplicación de hasta 0.2 ml de principio activo a lo largo del dorso de vacas lecheras, se encontraron en la leche de tres en 15 animales tratados residuos de alfa-cipermetrina en concentraciones que oscilaban entre 0.003 y 0.005 mg/ml.

1.3 Efectos en mamíferos de laboratorio y en sistemas de prueba in vitro
En roedores, la toxicidad aguda oral de la alfa-cipermetrina es entre moderada y alta. Los valores de la DL50 en ratones y ratas son muy variables y dependen de la concentración del compuesto y del excipiente. A efectos prácticos, se considera representativo un valor de la DL50 de 80 mg/kg de peso corporal. Sin embargo, se han notificado valores más altos de DL50 aguda por vía oral. La exposición oral aguda produce síntomas clínicos relacionados con la actividad del sistema nervioso central.
Las aplicaciones cutáneas aisladas de alfa-cipermetrina a ratones y ratas en concentraciones de 100 y 500 mg/kg de peso corporal, respectivamente, no produjeron mortalidad ni síntomas de intoxicación.
La exposición de ratas por inhalación durante 4 h a una concentración atmosférica de 400 mg/m3 tampoco ocasionó mortalidad ni signos clínicos.
Se ha reportado que la alfa-cipermetrina de calidad técnica produce una irritación cutánea mínima en el conejo. Algunas de las preparaciones provocan irritación ocular grave. La alfa-cipermetrina de calidad técnica no produce sensibilización cutanea. En cobayos ocasionó la excitación de las terminaciones neuro-sensoriales de la piel.
La exposición breve de ratas a concentraciones de alfa-cipermetrina de hasta 200 mg/kg en dieta diaria durante 5 semanas o hasta 180 mg/kg en dieta diaria durante 13 semanas no produjo efectos tóxicos. Con dosis más elevadas, las ratas mostraron signos de intoxicación asociados a la patología del sistema nervioso, disminución del crecimiento o aumento del peso del hígado y los riñones. No se pusieron de manifiesto efectos hematológicos, bioquímicos o histopatológicos claros.
En un estudio de toxicidad oral en perros durante 13 semanas, la dosis más alta, de 270 mg/kg causó síntomas de intoxicación, pero todos los demás parámetros examinados (relativos a la hematología, bioquímica clínica, análisis de orina, peso de los órganos, anatomía patológica e histopatología) se mantuvieron inalterados. El nivel sin efectos observados (NOEL) fue de 90 mg/kg de dieta (equivalente a 2.25 mg/kg de peso corporal al día).
En un estudio de toxicidad oral en ratas se demostró que la alfa-cipermetrina induce neurotoxicidad a causa de alteraciones histopatológicas de los nervios tibial y ciático, degeneración axonal y aumento de la actividad de la beta-galactosidasa.
Se carece de datos sobre toxicidad a largo plazo, toxicidad en la reproducción, teratogenicidad e inmunotoxicidad.
Con los datos disponibles sobre la alfa-cipermetrina, se puede deducir que se trata de un compuesto no mutagénico en las pruebas con Salmonella typhimurium, Escherichia coli y Saccaromyces cerevisiae, y en las pruebas in vivo e in vitro con hepatocitos de rata, con respecto a la inducción de aberraciones cromosómicas y producción de lesiones en cadenas simples de ADN. No se observó aumento de las aberraciones cromosómicas en las células de médula ósea de rata.
Se carece de datos sobre la carcinogenicidad de la alfa-cipermetrina. 

1.4 Efectos en el ser humano
La exposición de la población general a la alfa-cipermetrina es insignificante siempre que en su utilización se apliquen buenas prácticas agrícolas. Se comprobó que la exposición cutánea profesional
de los trabajadores durante la mezcla/carga, el rociado y el lavado del equipo era de hasta 2.94 mg, 0.61 mg y 0.73 mg, respectivamente.
En un estudio de exposición a la alfa-cipermetrina durante la formulación, se evaluaron los niveles de exposición mediante el monitoreo personal y estático de las concentraciones atmosféricas y la
medición de los metabolitos en la orina. Los niveles de exposición personal media del grupo durante los dos días de la formulación de los concentrados de calidad técnica fueron de 2.8 y 44.9 mg/m3, mientras
que la exposición personal media del grupo al material técnico el tercer día fue de 54.1 mg/m3. No se detectaron metabolitos en la orina (límite de detección, 0.02 mg/litro). Durante la formulación se
informó de reacciones cutáneas ligeras.
No se han comunicado casos de envenenamiento.
1.5 Efectos en otros organismos en el laboratorio y en el medio ambiente
El valor de la CE50 (crecimiento) en las 48 y 96 horas para el alga de agua dulce Selenastrum capricornutum es superior a 100 µg/litro.
La alfa-cipermetrina es muy tóxica para los invertebrados acuáticos. Los valores de la CE50 (inmovilización) a las 24 y 48 h para Daphnia magna son de 1.0 y 0.3 µg/litro, respectivamente, y el valor de la CL50 a las 24 h para Gammarus pulex es de 0.05 µg/litro. La alfa-cipermetrina es muy tóxica para varios grupos de artrópodos acuáticos, pero lo es menos para los moluscos. Se puede reducir la toxicidad a corto plazo del compuesto formulando el producto como suspensión con mayor cantidad de aceite. Aunque el arrastre del rociado puede producir efectos tóxicos en los invertebrados acuáticos, la desaparición rápida de la alfa-cipermetrina del agua facilita la recuperación.
La alfa-cipermetrina es muy tóxica para los peces. El valor de la CL50 a las 96 h oscila entre 0.7 y 350 µg/litro, segun la formulación. Las formulaciones de concentrados emulsionables son mucho más tóxicas que el concentrado en suspensión, el polvo humectable y las formulaciones microencapsuladas. El peligro del compuesto para los invertebrados acuáticos y los peces radica en su toxicidad aguda. No  hay pruebas de que se produzcan efectos acumulativos debido a una exposición prolongada.
No se dispone de datos acerca de los efectos de la alfa-cipermetrina en los microorganismos del suelo. En un sistema cerrado, no se observaron efectos en las bacterias de aguas residuales con concentraciones de 3 mg/litro.
La toxicidad de la alfa-cipermetrina para determinados coleopteros carábidos y larvas de neurópteros es relativamente baja, y representa un peligro limitado en las fases preadultas de los himenópteros parasitoides. En estudios de campo en pequeñas parcelas y en gran escala se ha puesto de manifiesto que la alfa-cipermetrina es poco peligrosa para los coleopteros carábidos y estafilínidos, pero es un peligro relativamente grande para las arañas linifíidas. Los efectos sobre las poblaciones se limitaron a una sola temporada de crecimiento. Además, la alfa-cipermetrina es de bajo riesgo para las larvas de sírfidos, pero tiene efectos considerables en los coccinélidos. Sin embargo, la rápida desaparición de los residuos de las hojas permite a estos animales recolonizar en poco tiempo las zonas tratadas.
La utilización de alfa-cipermetrina en el campo no diminuye la abundancia relativa de entomófagos en las comunidades de artrópodos.
Su utilización en cultivos de cereales de grano pequeño no iría acompañada de la "reaparición" de plagas o de infestaciones de plagas secundarias.
En las pruebas de laboratorio, la toxicidad de la alfa-cipermetrina para las lombrices de tierra es baja. No se registró mortalidad tras 14 días de exposición de las lombrices a concentraciones de hasta 100 mg/kg de suelo artificial.
En pruebas de toxicidad aguda en el laboratorio se observó que la alfa-cipermetrina es muy tóxica para las abejas. La administración oral de una solución concentrada emulsionable dio una DL50 a las 24
h de 0.13 µg/abeja, mientras que el valor correspondiente para la administración tópica fue de 0.03 µg/abeja (producto técnico) ó 0.11 µg/abeja (CE). La elevada toxicidad de la alfa-cipermetrina para las
abejas no se manifestó claramente en los ensayos de campo, probablemente a causa del breve efecto repelente del producto, que hace disminuir la actividad libadora de las abejas y, por consiguiente, su exposición.
No se dispone de datos acerca de la toxicidad del alfa-cipermetrina para las aves.

2. Conclusiones
2.1 Población general

Cuando la alfa-cipermetrina se aplica correctamente, la exposición de la población general al producto es baja y probablemente no supone riesgos.

2.2 Exposición ocupacional
Con buenas prácticas de trabajo, medidas de higiene y precauciones de seguridad, es improbable que la alfa-cipermetrina suponga un peligro para las personas expuestas en forma laboral. La aparición de "sensaciones faciales" es un síntoma de exposición. En estas circunstancias se deben re-examinar las prácticas de trabajo.

2.3 Medio ambiente
Con las cantidades recomendadas para la aplicación es improbable que la alfa-cipermetrina alcance niveles de importancia ecológica. En condiciones de laboratorio es muy tóxica para los artrópodos
acuáticos, los peces y las abejas. Hay cierta probabilidad de que se produzcan efectos tóxicos importantes en invertebrados a los que no está destinado y en peces en casos de derrame, rociado excesivo o mala utilización del producto.

3. Recomendaciones

  •  Se debe evitar la contaminación de aguas superficiales.
  • La alfa-cipermetrina se une fuertemente a las partículas. Se deberían llevar a cabo nuevos estudios ecotoxicológicos sobre los efectos del compuesto en los microorganismos de los sedimentos,puesto que este aspecto parece haber recibido poca atención.
  • Hay que investigar la absorción gastrointestinal de alfa-cipermetrina en distintas circunstancias.
  • Se debe investigar el destino final de la alfa-cipermetrina aplicada por vía cutánea.
  • Hay que obtener nueva información acerca de la toxicidad/carcinogenicidad a largo plazo y de la inmunotoxicidad de la alfa-cipermetrina.
 



Más acerca de Plaguicidas piretroides
Plaguicidas / Pesticidas
Fecha de respuesta: 2001-10-01



 
     Facebook

Ver Imagen


La información de este sitio ha sido planteada para apoyar, NUNCA REEMPLAZAR, la relación que existe entre un paciente / visitante de este sitio y su médico
----o----
La información de esta sección está destinada al PÚBLICO EN GENERAL

----0----

Lea nuestro Código de Conducta


     







Todos los logos y marcas registradas son propiedad de sus respectivos dueños. Los comentarios son propiedad de quienes lo envían, todo el resto © 2006-2011 by Sertox.

Webs Asociadas: www.country2.com / Radio FM Estacion San Pedro / Lombó Teatro Salamanca - Zamora

PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.02 Segundos